miércoles, 29 de julio de 2015

El inglés que murió en Santo Domingo

 
 
Henry Hilton Leigh
“El súbdito inglés Henry Hilton Leigh que desde hacía más de 40 años estaba afincado en el departamento, falleció en 1910 en las sierras de SANTO DOMINGO. Leigh, que el 2 de abril de 1872, había fundado el Banco de Piura, que desapareció por el tráfago de la guerra, fue también fundador y presidente de la Cámara de Comercio de Piura el 25 de mayo de 1981. En el año 1903 era aún presidente de esa institución, cuando tuvo que viajar a Londres por asuntos de negocios. Parece que el clima húmedo de su antigua patria le afectó, pues ya se había acostumbrado al clima cálido y seco de Piura. Las frías nieblas londinenses determinaron en Leigh una afección pulmonar de la que no se pudo recuperar al retornar. En 1905 se vio en la necesidad de dejar el cargo de presidente de la Cámara de Comercio en manos de su amigo Carlos Schaefer y trasladarse a Sullana con su familia. En esta localidad construyó una amplia casa cerca del parque principal.
Como la dolencia continuara, creyó conveniente viajar con su hijo Jorge Eduardo a la localidad de SANTO DOMINGO, en Ayabaca*, donde existía un sanatorio para tuberculosos desde hacía varios años. Dicho sanatorio había sido construido en los tiempos del prefecto Coronel Muñiz por el año de 1901, con los aportes de don Carlos Schaefer y del mismo Hilton Leigh. El lugar era considerado ideal para el restablecimiento de los enfermos tebecianos cuando estaban en el primer período y aún en el segundo. Como se recordará, también a SANTO DOMINGO fue enviado Teodoro Fernández de Paredes, hijo del marqués de Salinas, en el siglo anterior y allá iba la gente de recursos, que tenían la desgracia de contraer ese mal, que en la época era muy difícil de curar.
En "Mangachería Rabiosa", el escritor piurano Jorge Moscol Urbina, JEMU, decía en 1986, que por los años del 1900, la supersticiosa gente piurana, creía en los cuentos que el bromista y dicharachero Atabaliba Arellano, se complacía en contar sobre un fantástico palacio, que aparecía y desaparecía en el despoblado de Congará y que pertenecía al maléfico, a quien llamaban Simón Mon. También se comentaba que la inmensa fortuna de Hilton Leigh se debía a pactos que tenía con Simón Mon y que el mismo Leigh se complacía en propalar con gran sentido de humor.
En abril de 2000, el escritor sullanero Genaro Maza Vera da a publicidad un opúsculo titulado 'El Pacto de Mister Leigh", en el que narra que había encontrado en el Archivo Departamental de Piura 13 inéditos folios relacionados con una versión que en 1910, dio el cura párroco de la iglesia matriz de Sullana don Tomás Paula Vera de Santander. Dice el religioso que el 1° de noviembre de ese año, familiares de don Hilton Leigh le solicitaron oficiara una misa de cuerpo presente, con ataúd totalmente sellado. Luego de terminado el acto religioso el féretro fue conducido al cementerio por la calle hoy San Martín y cuando había avanzado tres cuadras una turba alcoholizada capitaneada por Críspulo Flores que había sido sirviente de Leigh, irrumpió por una transversal y pretendíó se abriera el ataúd para comprobar si dentro estaba el cadáver de Leigh. Frente a la capilla del Barrio Norte (hoy desapreciada) abrieron el féretro y ante el espanto general vieron que sólo había piedras. Dice el párroco que demandó una explicación a los deudos y que éstos confesaron que el cadáver estaba en realidad sepultado en SANTO DOMINGO, por razón de la contagiosidad de la enfermedad y que hablan querido hacer una ceremonia simbólica y provisional, mientras esperaban la ocasión propicia de trasladar el cadáver para darle sepultura definitiva”.
* En 1936 el distrito de Santo Domingo pasó a formar parte de la provincia de Morropón, creada ese año. [Nota del editor de Diez Ayllus].


No hay comentarios:

Publicar un comentario